5 claves de neurociencia para mejorar nuestro marketing de contenidos

El marketing de contenidos es una herramienta clave a la hora de conectar con la audiencia. Desde nuestra agencia de publicidad en Ibiza te ofrecemos algunos consejos muy científicos para aumentar la efectividad de este tipo de marketing.

Los usuarios de Internet y redes sociales están muy cansados de la publicidad invasiva y repetitiva. Este tipo de prácticas son contraproducentes para cualquier marca que las practique, ya que los usuarios esperan que les seduzcan con estrategias de calidad, que les ofrezca un valor añadido y no sea necesario usar el adblockers. Aquí es cuando el marketing de contenidos entra en juego, con él, las empresas y marcas pueden plantear a los consumidores la información y mensaje que sus clientes desean.

Parece sencillo, pero lo cierto es que el marketing de contenidos debe ofrecer un mínimo de calidad. No sólo sirve generar artículos periódicamente, sino que además deben cumplir con unos criterios de calidad para que cumpla las expectativas del público. En Medori, agencia de publicidad en Ibiza, somos especialistas en este tipo de marketing y nos dejamos guiar por algunas lecciones de neurociencia, las cuales son de gran utilidad a la hora de generar contenidos efectivos.

neuromarketing

Aquí os dejamos cinco apuntes que nos ha enseñado la neurociencia:

Usar las emociones

Las emociones hacen que el cerebro espabile y empatice con la marca. Es una de las grandes lecciones que nos deja el neuromarketing, hay que establecer vínculos emocionales con el cliente. Aprender a usar las emociones es una de las claves más indispensables para llegar rápido al corazón del consumidor, de esta forma, conectamos con su cerebro para que nuestra marca quede grabada en él. Para ello, necesitamos elaborar contenidos que activen marcadores emocionales fuertes que tendrán un gran impacto.

Zona de confort

Lo familiar es un punto importante a la hora de que el consumidor capte mejor el contenido. Las cosas que nos resultan familiares generan dopamina en nuestro cerebro, lo que genera confort en los usuarios. Es por ello que, a la hora de generar contenido, usar fuentes, colores o imágenes familiarizadas con nuestro target puede ser una gran estrategia por simple que nos parezca.

Self-serving instincts

En castellano es, básicamente, apelar al instinto de supervivencia del ser humano. Para ello, se usa aquellos servicios que anteponen al usuario por delante de cualquier otra prioridad. Son aquellos contenidos que adulan y engordan el ego del consumidor, como los mensajes motivadores y los mensajes desenfadados y buenrrollistas.
pen-idea-bulb-paper-large

No marear la perdiz

La neurociencia también ha demostrado que lo que parece simple de percibir tiene mucha más aceptación. Cuando algo parece difícil, nuestro cerebro decide ir a otra actividad que sea menos complicada y requiera menos tiempo. Es por ello que nuestros contenidos deben parecer simples, para que el cerebro no nos ignore.

Sorprende

Que acudamos a lo simple no quiere decir que tengamos una estrategia de contenidos lineal. Esto tampoco funciona con la mente humana, necesitamos sorprender para ser recordados. A la hora de leer un artículo, el cerebro funciona de forma predictiva, se adelanta a lo que está leyendo para quedarse con los conceptos básicos. Por eso hay que colocar a lo largo del texto elementos que sorprendan al cerebro para que lea de forma más pausada y atenta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.