Mis queridos amigos del RINCÓN DE RICARDO

En Medori Comunicación retomamos la sección de El Rincón de Ricardo con una visita muy especial a la Isla de Ibiza.

El pasado miércoles 11 de octubre, exactamente a las 12 de un soleado mediodía aterricé en la paradisíaca isla de Ibiza. Como cada vez que he viajado hasta aquí, me sentí no como un turista más, sino como un vecino ¡qué digo! como un hijo dilecto dispuesto a beberme nuevamente, esta vez a medida que pueda, pese a mis «juveniles» 90 años, su clima, sus playas, sus paisajes, sus maravillosos atardeceres y las soberbias puestas de sol en San Antonio.

Ibiza me recibe siempre con su atrapante belleza, y -esta vez- con un espléndido clima otoñal: temperaturas agradables de entre 28/29 grados, sol y los inconfundibles aromas del mar.

Es que quien viene a la isla una vez, queda siempre con las ansias de retornar, pues en toda ocasión hay nuevos motivos para enamorarse de ella. Y quien ha tenido la oportunidad de recorrer sus cuidadas carreteras visitar sus encantadores pueblecitos, deslumbrantes por su ya característica blancura, aspirar el perfume de sus frondosos bosques de pinos o navegar y sumergirse en las cristalinas aguas del mediterráneo…o también vivir una bulliciosa noche en cualquiera de sus numerosas y ya famosas discotecas, jamás podrá olvidar las emocionantes experiencias vividas.

Comenzar la mañana con un suculento desayuno, sin olvidar una deliciosa y crujiente croissant, continuar a mediodía/tarde con un buen almuerzo en alguno de los innumerables sitios de la isla que ofrecen sus variados menús con exquisitos frutos del mar, constituyen placeres inigualables a los que resulta totalmente imposible resistirse.

Pasear distendidamente por las antiguas calles de la Marina, detenerse en un bar a tomar una «clarita», admirar
durante el paseo los enormes barcos y cruceros amarrados en el renovado puerto de Ibiza, observar a las hermosas gaviotas volando, raudas, con sus blancas alas extendidas, es una delicia para los sentidos del viandante.

Ibiza es eso y mucho más. Por tanto, lo confieso, estoy perdidamente enamorado de ella…

Realmente las pitiusas son para vivirlas a pleno, y ya -a mi edad- he tenido la oportunidad de visitarlas cada año aproximadamente desde 1987 junto con mi querida esposa María Asunción, quien ahora está junto a Dios.

Esta vez, mi viaje a Madrid primero y a Ibiza ahora, ha sido motivado por el deseo de estar un tiempo con mis dos queridos hijos varones.
Además, tener la oportunidad de visitar, conocer y empaparme de toda la actividad que desarrolla “MEDORI COMUNICACION & MARKETING”, cuya responsable directa es la señora Magda Brasa, y coordinadora que tiene a quien esto escribe,como “articulista estrella”.

Y estoy precisamente ahora en sus modernas oficinas, que ocupan el sector 1B del edificio “Los Girasoles II ”, oficina anexa a “MEDORI ELECTRICIDAD” en el comienzo de la Avd. 8 de Agosto.

Un lugar luminoso y moderno que me ha impactado de entrada, y donde trabajar, en la serena tranquilidad del sitio, permite elaborar ideas que luego serán concretadas y llevadas a la práctica. En verdad me siento feliz y orgulloso de pertenecer, a la distancia en Rosario, Argentina, a este estupendo equipo de trabajo, del que continúo participando con mis humildes aportes…

Las atenciones, el cariño y las delicadezas de quienes me han recibido esta vez: mi querido hijo Juan José Medori Brissio, Magda, y la inigualable calidez de Alicia Morales, madre de mi estupendo nieto Javier Medori Morales, campeón ibicenco del Iberostar Palma, Club de Palma de Mallorca que lo tiene en sus cuadros, me han hecho sentir como en mi propia casa.

Y aquí estoy ahora, ya cómodamente instalado, dispuesto a revivir durante estos meses de mi permanencia en Ibiza los alegres momentos compartidos otras veces con tantos amigos y afectos cosechados a través de los numerosos viajes que he tenido oportunidad de realizar…

Me siento, en verdad, un privilegiado…. ¿qué más le puedo pedir a la vida?

¡¡¡¡ MUCHAS GRACIAS, IBIZA POR TODO LO BUENO QUE ME OFRECES !!!!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.